General


Composición II – Teoría del color

 

El color es uno de los elementos visuales más importantes de que puede disponer un fotógrafo por eso es muy importante prestarle una especial atención tanto en el momento de la toma como en el de la edición (ahora que con herramientas como photoshop puedes hacer casi cualquier corrección).

Se trata de una cuestión que una vez domines te ayudará a guiar la vista del espectador, potenciar las emociones que pretendes transmitir o darle un ambiente especial a la imagen. Podrás dar más dramatismo, profundidad, volumen, etc. Por eso es fundamental conocer varios aspectos del mismo que intentaré resumir a continuación.

¿QUE ES EL COLOR?

Te voy a contar algo que no mucha gente sabe (es un secreto), las cosas no tienen color. Todo lo que ves con distintos colores y matices es fruto del reflejo de la luz del sol sobre las distintas superficies. Cuando las partes del espectro visible de la luz inciden sobre las superficies estas la reflejan o absorven haciendo que llegue a tu ojo y con la ayuda de tu cerebro la transforme en distintos colores. Se puede profundizar mucho más en este asunto pero tampoco quiero hacerlo demasiado porque cuando me propuse iniciar este blog una de las cuestiones que pretendía era no ser demasiado técnico. Por eso verás que a lo largo del post incido más en cuestiones como en los sentimientos asociados a cada color o los ambientes que generan.

Al hablar de reflejos es importante recordar que la luz no siempre es igual y que por eso dependiendo de la intensidad o dureza de la misma podremos percibir distintos tonos o matices. Por ejemplo, el típico autobus londinense se verá de un color rojo muy intenso bajo la luz del mediodía pero será mucho más oscuro al atardecer cuando la luz es mucho más suave. Además, por ejemplo, cuando por la noche pase bajo una farola puede incluso parecer naranja.

Así controlando la hora del día en que dispares, utilizando flashes con geles de colores, linternas, etc. conseguirás alcanzar los colores que buscas y que más ayudan a mejorar tu composición. Eso sólo desde la cámara, no te digo ya lo que puedes llegar a hacer cuando dominas algún programa de edición como photoshop.

Pero claro, esto exige otra cuestión importante, la reflexión. Es importante pensar en cómo quieres la foto, en qué colores serán los más adecuados o los que te ayudarían a potenciar algún elemento o el ambiente general de la foto. Si te vas a mover en un sólo rango o vas a utilizar distintos colores (pensando además cómo van a interactuar entre sí), etc.

LA RUEDA DE COLOR


Te suena la rueda de arriba, ¿verdad?. Creo que todos la hemos visto en muchas ocasiones. Se trata de una rueda de color en la que se recogen los distintos colores y puedes ver cómo interactúan entre ellos.

No es algo nuevo, puedes ver que ya grandes pensadores como Newton o Goethe las plasmaron en su momento.

En estas ruedas de color encontramos los colores primarios, aquellos que no se pueden crear mezclando otros colores. A su vez, al combinar estos colores primarios consigues otros secundarios. La mezcla de primarios y secundarios crea los llamados terciarios.

Tradicionalmente se hablaba de 3 colores primarios: Rojo, Amarillo y Azul (RYB en inglés). Utilizados ya en la pintura clásica y combinados entre sí para crear otros colores. Esto ha evolucionado y la ciencia nos ha demostrado que esto no es del todo correcto, ahora hablamos de 2 tipos de colores primarios:

- Los colores primarios de la luz (RGB): Rojo, Verde y Azul serían los colores primarios según los percibimos con nuestros ojos en distintas longitudes de onda. Cuando se unen los 3 colores se crea el blanco y si no existe ninguno tendremos el negro.

La mezcla de dos colores primarios da:

Rojo + Verde= Amarillo
Verde + Azul= Cyan
Rojo + Azul= Magenta

- Que serán conocidos como colores primarios pigmentales (CMY):

Los tres colores primarios de la pigmentación son el magenta, el amarillo cadmio y el cian. Son los utilizados en la impresión y por eso, por ejemplo, si quieres preparar una foto para imprimirla es conveniente que la conviertas en espacio de color CMYK.

Pero bueno, esas son cuestiones que trataré en otros posts.

Para entenderlo un poco mejor te recomendaría experimentar jugando con distintas luces, geles de colores o lámparas, lo que te dará curiosas mezclas de color. Esto es debido a que los colores espectrales (o de la luz) interactúan de forma diferente a los pigmentales.

Hay unas cuantas maneras de combinar colores, como puedes ver usando una rueda de colores clásica.

Si ves la rueda podrás ver que está dividida en tres secciones que se corresponderían con los 3 colores primarios: rojo, azul y amarillo. Los colores que aparecen entre ellos son los que pueden ser creados mezclando estos colores primarios, creando los ya comentados colores secundarios. Por ejemplo, entre el rojo y el amarillo puedes ver el naranja y dependiendo de lo cerca que este naranja esté del rojo o del amarillo será más rojizo o amarillento.

Estos colores pueden ser combinados de múltiples modos, pero hay algunos que quiero destacar:

SOMBREADOS Y TINTADOS

Los colores pueden ser modificados usando lo que artísticamente se conoce como sombreado o tintado. Los colores sin sombreado ni tintado son conocidos como matices. Los sombreados se crean partiendo de un único color y después añadiendo distintos grados de negro. Los tintados son colores alterados partiendo de un sólo color y añadiendo blanco para suavizarlo. Así, por ejemplo, el rosa es fruto de un tintado del rojo.

IMÁGENES MONOCROMÁTICAS


Una composición con un sólo color y distintas variaciones de sombreado y tintado se conoce como monocromática. Su uso suele dar resultados dramáticos. Es importante que no te sientas limitado por una paleta de color monocromática ya que si partes desde los extremos de esa e intentas utilizarla al máximo conseguirás mucha profundidad y volumen en tu imagen.

COLORES ANÁLOGOS


Si tomas los pasos de color entre dos colores primarios tendrás lo que se llama colores análogos. Estos colores comparten la misma base. Por ejemplo, entre el rojo y el amarillo consigues varias tonalidades de rojos, naranjas y amarillos. Sin duda puedes pensar que se trata de una paleta limitada pero es más que frecuente en la naturaleza y por eso nos resulta muy agradable. Siempre podrás encontrar imágenes en las que con una variedad de colores limitada el resultado es muy dramático, creíble y realista. Podemos decir que estos colores encajan muy bien entre ellos.

COLORES COMPLEMENTARIOS


Como en los colores análogos, básamos los colores complementarios en la rueda de color. En este caso, se trata de escojer cualquier color de dicha rueda y buscar el opuesto. Esta combinación es la conocida como complementaria. Esta elección de colores opuestos genera un impresionante contraste que puede ser muy bien utilizado para destacar aquello que te interesa.

COMO SE RELACIONAN LOS COLORES ENTRE SÍ

Esta es otra propuesta que te hago. Fíjate en como el mismo color encaja o no en combinación con otros colores. Cuanto más domines esta cuestión más fácil te resultará identificar las mezclas que mejor resultan y podrás aprovecharlas en tus fotos.

USANDO EL COLOR PARA CONSEGUIR LA ATENCIÓN


Al crear una composición densa con muchos elementos amontonados en una misma imagen es fácil que el color abrume a la persona que está viendo esa imagen. El truco es evitar en la medida de lo posible el uso de colores brillantes y usar el color para guiar la vista del espectador hacia el elemento clave en tu composición.

Una forma sencilla de hacerlo es mezclando distintas combinaciones de color en tu fondo y en tu primer plano. Por ejemplo, en un atardecer en el que el fondo tiene tonos rojizos (es más cálido) y el primer plano es más frío (con tonos más azulados).

Al guiar la vista del espectador por tu composición también le darás dinamismo a la foto…
Además si el fondo de tu imagen tiene mucho detalle sería conveniente controlar la tonalidad del mismo utilizando sombreados y tintados. Así, con un fondo “monocromático” conseguiras que los elementos en el primer plano destaquen muchísimo más.

USANDO LO COLORES PARA CREAR UN AMBIENTE O ESTADO DE ANIMO

El color afecta al humor o estado ánimo con que vemos las imagenes. Siempre asociamos los colores con distintas emociones, como el rojo con el amor y la pasión o el verde con la renovación y el crecimiento. Y, aunque siempre hay excepciones, es bueno conocer algunas reacciones universales que suelen producir los colores:

Azul: Es un color calmante, tranquilizador. Trae a la mente tranquilidad y paz. Dependiendo de donde se use también puede ser visto como frío o esterilidad, limpieza.

Amarillo es uno de los colores que más destaca en cualquier composición (por eso en muchos países o ciudades los taxis son amarillos) pero también es asociado a otras muchas cuestiones como el sensacionalismo (prensa amarilla), la información (páginas amarillas), la mala suerte (en el teatro), etc. Sin duda recuerda enormemente al sol y a su luz, por lo que también tiene muchas connotaciones positivas. No hay que olvidar también que en China es el color imperial… Es un color brillante que muchas veces se asocia a la alegría. En la teoría de los sueños implica confianza en uno mismo, Inteligencia, energía, agilidad, armonía, sabiduría.

Naranja es un color fuerte que habitualmente significa vitalidad y energía. Al igual que el amarillo también se trata de un color muy utilizado en la señalética (en las obras, por ejemplo) El naranja combina la energía del rojo con la felicidad del amarillo. Se le asocia a la alegría, el sol brillante, el entusiasmo, la felicidad, la atracción, la creatividad, la determinación, el éxito, el ánimo y el estímulo. Además se trata de un color que produce una mayor sensación de aporte de oxigeno en el cerebro y produce un efecto vigorizante propiciando la estimulación de la actividad mental. En la teoría de los sueños, el naranja expresa lo ideal, lo absoluto, sublime, la unión de las almas, el amor puro, la fidelidad, la templanza, la sinceridad.

Verde es un color muy presente en la naturaleza y por eso habitualmente nos evoca la primavera y sentimientos de renovación y fertilidad. Es un color que también nos trae sentimientos ecologistas. Es un color que se asocia a los frutos inmaduros por lo que encaja muy bien en reflexiones sobre la juventud o la falta de madurez. En aspectos económicos es asociado al dinero y, por influencia de la bolsa, al crecimiento (ganancias). No debemos olvidar que también es muy conocido como el color de la envidia. Por último indicar que por influencia de la señalética también se trata de un color de autorización, así dar luz verde implica permitir hacer algo (los semáforos en verde nos permiten pasar y las playas de bandera verde autorizan el baño).

Púrpura en muchas ocasiones se asocia con cuestiones místicas y espirituales (en gran medida porque este color ha sido utilizado durante siglos en la indumentaria de autoridades religiosas). Desde tiempos antiguos se ha asociado a la nobleza, riqueza, lujo, ambición, etc. También se ha asociado al luto y el duelo.

Rojo es un color que inevitablemente nos hace pensar en un peligro (al contrario que el verde) suele utilizarse en señales de alerta como semaforos, banderas, etc. Además es el color que se asocia al amor y la pasión. Además es el color de la sangre. En economía se asocia con pérdidas o deudas, en China sin embargo es un color asociado a la buena suerte y riqueza. En el pensamiento político tradicionalmente se ha asociado con la revolución y los partidos de izquierdas.

Blanco y negro. Aunque no son tecnicamente colores, su uso permite transmitir fuertes sentimientos o sensaciones. El blanco se asocia a la pureza y limpieza (por ejemplo lo utilizan las novias el día de su boda). El negro, sin embargo es un color dramático y negativo (los gatos negros dan mala suerte). El negro es utilizado habitualmente en el luto.

Como te comentaba al principio espero que hayas visto lo importante que es pensar en los colores y cómo estos pueden ayudar a potenciar tus fotografías. Por eso te recomiendo que no dejes de tenerlo en cuenta tanto cuando haces la foto como cuando posteriormente la editas en tu ordenador.

Gracias por tu visita!

Por Diego Velo Lunes, 25 de julio de 2011, a las 4:35 pm

Discusión


3 comentarios


  1. Me interesa todo sobre fotografia pero en ecencia la composicion y como aplicarla en fotografías para publicidad Turistica que enfoques usar, que tecnicas como tener esa percepsion o lo que sea… le agradeceria mucho su opinion y si tiene teorias sobre eso que mejor a usted lo citaria como un autor en mi Tesis de composicion Fotografica para Publicidad Turistica de Pueblos Magicos de Puebla

    Emmanuel el 28 de noviembre, 2012, 3:46 am
  2. Hola Emmanuel, gracias por pasarte por aquí y disculpa que no te haya contestado antes, se me había pasado tu comentario.

    En el caso que me comentas, entiendo que finalmente estamos hablando de “fotografía de producto” en la que en lugar de promocionar un perfume promocionas un destino turístico. En ese sentido, requiere un trabajo previo para dilucidar qué es lo que quieres “vender” (promocionar) y cómo quieres hacerlo. Por ponerte un ejemplo, no tendría mucho sentido promocionar un destino de playa realizando fotografías de un monumento en un día nublado.

    Una vez definido lo que quieres plasmar, la composición no sería diferente a la de cualquier otra fotografía, resaltando el elemento principal y utilizando algunas de las técnicas que comentaba.

    Ten en cuenta que, cada vez más, en este tipo de fotografía se observan dos tendencias claras, una más comercial (del estilo de las fotografías de stock) y otra más personal que pretende ser más emocional (orientada a “viajeros” no a “turistas”).

    Por favor, no dudes en enviarme un correo electrónico (puedes encontrarlo en la zona de contacto) si necesitas más ayuda con este asunto.

    Gracias!

    Diego Velo el 28 de diciembre, 2012, 12:12 pm
  3. Gracias! muy bien explicado, hasta hoy entendi como aplicar la teoria del color.

    janeth el 26 de abril, 2013, 8:46 pm

Escribe tú comentario