General


El momento decisivo

 

En el anterior post hablaba de los aspectos que debía reunir una gran fotografía:

- Un sujeto claro
– Técnica para destacar ese sujeto
– Simplicidad a la hora de mostrarlo

Pero hay otra cuestión que es fundamental y de la que también debo hablar: El momento. Así, si además de contar con los tres puntos anteriores, la fotografía recoge un instante especial, único o relevante la fotografía pasará a ser excepcional.

Puedes entender esto de una forma muy clara si piensas en la fotografía deportiva. No es igual de impresionante una foto de un futbolista corriendo por el campo que la del mismo jugador marcando o celebrando un gol. Seguramente esta última será la que al día siguiente ocupará portadas.

La cuestión del momento decisivo no es exclusiva de la fotografía, siempre ha estado presente, por ejemplo, en grandes obras de la pintura.


Francisco de Goya – Fusilamientos del 3 de Mayo

Sin embargo, en la fotografía fue algo de lo que no empezó a hablarse hasta mediados del siglo pasado. El motivo, muy sencillo, en sus inicios la fotografía requería de unos equipos dificilmente transportables que, entre otras cosas empleaban unos tiempos de exposición muy prolongados.(Si lo piensas era imposible mantener a una persona quieta durante horas y horas para que saliese en la foto). Así las fotos parecían pinturas paisajísticas.


No fue hasta 1838 cuando se hizo la primera fotografía en la que aparece una persona (a ver si la encontráis):


Louis Daguerre – Boulevard du Temple, Paris 1838

A medida que la tecnología fue avanzando las cámaras fueron mucho más transportables, los tiempos de exposición se redujeron considerablemente y comenzaron a realizarse los primeros retratos. En ellos los protagonistas aún debían estar varios minutos totalmente quietos (de ahí las poses tan forzadas).


Charles J. Van Schaick.  – Aprox. 1900

A partir de los años 30, las cámaras eran aún más pequeñas y empezó a darse un nuevo estilo de fotografía, el fotoperiodismo. Los reporteros salían a la caza de noticias y ellos fueron los iniciales buscadores del “momento” pero no fue hasta 1953 cuando Henri Cartier Bresson (Padre de la fotografía callejera y uno de los más grandes fotógrafos de la historia) publicó el siguiente ensayo (léelo, no tiene desperdicio) como presentación para una exposición y dio nombre al asunto que hoy te presento.


Henri  Cartier-Bresson

Cartier Bresson no recortaba sus fotografías, utilizaba el negativo completo y nunca se planteó el eliminar elementos del mismo. Sin duda esto le llevó a ser muy cuidadoso con la composición y procurar que fuese lo mejor posible, sin embargo él mismo decía que si estás pendiente de todos estos detalles puedes perderte el instante ya que todo cambia o evoluciona.

Aunque siempre entendemos el “momento decisivo” como el instante en el que la acción alcanza su momento álgido, debemos ir más allá y entenderlo como ese instante en el que también se produce un equilibrio entre la acción y la composición, quedando los elementos de la fotografía perfectamente organizados.


Robert Capa – Muerte de un miliciano, 1936

En lo referente a la composición, lo veremos más adelante, pero ya te adelanto que hay una serie de normas o directrices que una vez te cuente y empieces a utilizar se convertirán en algo habitual en tus fotografías y con la práctica te resultará fácil utilizarlas.

En cuanto a la captación del instante, creo que hay una serie de cuestiones que pueden ayudarte a conseguirlo:

- El conocimiento de tu equipo y su manejo. Es importante que domines las funciones de tu cámara, sepas como cambiar la configuración rápidamente y no pierdas una gran fotografía por estar mirando la pantalla intentando cambiar una función. Creo que puedo decir sin miedo a equivocarme que el 100% de los mejores fotógrafos son capaces de manejar su cámara con los ojos cerrados… Así debemos decir que la cámara siempre tiene que estar lista.
– La preparación. Es muy importante observar el lugar, el fondo que resultaría más atractivo, la perspectiva, etc. Evidentemente es una cuestión que no siempre podrás hacer, pero cuanto más preparada tengas la foto más fácil te resultará captar ese momento. Vuelvo al símil deportivo. Los fotógrafos que acuden a los estadios saben cual es la mejor ubicación para conseguir las instantáneas que desean y se ubican en el campo para conseguir captar los momentos cruciales (rara vez verás a uno esperando en el medio del campo, lo más normal es que esté cerca de la portería). Del mismo modo ves a los reporteros que cubren los partidos de la NBA sentados en el suelo cerca de la canasta esperando hacer la foto de un gran mate.

- Sé observador. Cuanto más te fijes en el entorno y lo que está pasando más fácil te resultará predecir lo que ocurrirá y captar ese momento. Eso sí no olvides eso de que “si lo has visto no lo has fotografiado”.

Sin duda se trata de una cuestión de práctica. Algo que al principio te resultará complicado pero que mejorarás con mucha práctica. Decía Ansel Adams (otro de los grandes) que las primeras 10.000 fotografías son las peores. Ahora, con el uso de las cámaras digitales, podríamos decir que las primeras 100.000. Así que ya sabes que te quedan muchas por hacer…

En el siguiente enlace podrás ver algunas de las mejores fotografías de la historia. Si las estudias con detenimiento verás que muchas son trágicas pero sin duda han pasado a la historia por recoger ese momento decisivo. Dedicales un ratito para darte cuenta de a qué me refiero.

Gracias por la visita!

Por Diego Velo Lunes, 30 de mayo de 2011, a las 8:55 pm

Discusión


Todavía no hay comentarios


Escribe tú comentario