Técnica Fotográfica


El ojo fotográfico

 

Bueno, ahora que ya tenemos una cámara podremos centrarnos en aprender un poco de fotografía. Seguramente, como yo hice en su momento y han hecho el 90 por ciento de los aficionados, empezarás a investigar las distintas funciones de la cámara (por supuesto sin leer el manual) o a buscar en varios foros cómo puedes hacer determinado efecto utilizando photoshop. A todos nos ha pasado lo mismo y es, en cierto modo, un problema porque hace que nos olvidemos del aprendizaje de los fundamentos, lo que podríamos llamar conceptos básicos de fotografía.

En primer lugar me parece fundamental hablar de la cuestión del ojo fotográfico. La capacidad de apreciar dónde hay grandes imágenes. En palabras de Jonathan Swift: Visión es el arte de ver lo que es invisible para los otros. Se trata de algo equiparable a otras cuestiones como el buen gusto o la sensibilidad que algunas personas demuestran hacia el arte. Algo que algunos tienen y otros no pero que sin duda es educable. Así es importante que veas muchas fotos, de hecho, dicen que para hacer grandes fotos hay que ver miles de ellas y aunque es totalmente cierto me gustaría matizarlo ya que la inmensa mayoría de nosotros ha visto  millones de fotos desde niño y no por ello es un magnífico fotógrafo.

Eso sí,  salvo que seas un fanático de la fotografía es raro que te hayas parado a analizar o estudiar todas esas fotos que has visto (o por lo menos las que te han gustado) y te hayas quedado en un análisis del tipo “Vaya playa!!” “Qué chica más guapa!!” (O chico más guapo) sin entrar en más valoraciones. Sin embargo cuando te entra el gusanillo por la fotografía la cosa cambia y te paras a “verlas con otros ojos”, pensando cómo la habrán hecho o qué elementos las hacen espectaculares.

En ese primer momento es muy probable que  no tengas conocimientos sobre estos elementos y por tanto no sabrás verlos o buscarlos y aunque hay muchas cosas que puedes apreciar (como una luz espectacular, una escena perfectamente iluminada, un fondo difuminado, etc) hay otras muchas que seguramente se te escapen. Estas las verás con el tiempo, a medida que vas aprendiendo, pero, por ahora, te voy a hablar de 3 cuestiones que dicen deben estar presentes en una buena fotografía.

En primer lugar, un sujeto claro. Puede ser un protagonista (un o una modelo) o algo más metafísico. Pero sin duda, el salto de calidad está en aquellas fotos que representan elementos más profundos (por llamarlo de alguna manera) como la belleza, ternura, trabajo duro, amor, vanidad, espíritu de superación, etc. Ahí verás la diferencia entre una buena foto y una gran foto.

Después está la maestría del fotógrafo que la ha realizado para centrar nuestra atención en ese sujeto. Aquí es donde será especialmente relevante el dominar aspectos de composición, el manejo de la cámara, etc. Así podemos decir que la técnica es un medio y no un fin. Un medio que nos ayudará a mostrar ese sujeto del mejor modo posible. Esta es una cuestión que no deberías olvidar durante el aprendizaje.

Y por último la simplicidad.  Desde mi punto de vista está  totalmente relacionado con el punto anterior. Verás que en la mayoría de esas fotos no hay elementos que nos distraigan, que aparten nuestra atención de ese sujeto principal.

Bueno, una vez explicado este punto ha llegado el momento de los deberes: en el siguiente enlace podrás ver algunas de las mejores imágenes de la revista Time en 2010, ¿por qué no intentas buscar esos elementos en las fotografías? La idea es que conviertas esta búsqueda en algo habitual cuando veas una imagen que te gusta. No solo porque aprenderás a apreciarlas de un modo nuevo si no también porque de forma prácticamente automática irás asimilando estos conceptos y los incorporarás a tus fotos consiguiendo que estas mejoren mucho. Ya me contarás los resultados.

Gracias por la visita!!

Por Diego Velo Viernes, 13 de mayo de 2011, a las 6:24 pm

Discusión


Todavía no hay comentarios


Escribe tú comentario